dimarts, 2 de desembre de 2014

"Devórame una vez"

Dos hombres: Uno desea comerse a un hombre; el otro quiere ardorosamente ser devorado por otro varón. La excitación / desviación sexual que pueden sentir dos hombres siendo uno parte activa y el otro pasiva ante un tema tabú -canibalismo- es turbadora. Hasta podría decirse que poco creíble. Pero resulta que este hecho sucedió, y al parecer acontece más veces de lo que uno pudiera figurarse, en Rothenburg, Alemania. Allí dos hombres logran satisfacer sus oscuros deseos sexuales desviados.

Martin Weisz realizó partiendo de hechos reales la película El Caníbal de Rothenburg. En ella nos relata, a través de la investigación de una estudiante americana, la macabra historia de cómo un hombre homosexual busca en Internet la compañía de otro para devorarlo. Pero también nos habla de otro hombre que busca a través de Internet  a quien lo coma. Estamos ante la historia de un encuentro voluntario donde dos hombres quieren satisfacer una fantasía límite: Un hombre desea comerse a otro hombre, y el otro desea ser despedazado por otro como muestra de amor.

La película, basada en un suceso real que aconteció en Alemania, es ciertamente turbadora. Si no fuera porque está elegantemente rodada, tal vez se podría decir que es la película más brutal que uno pueda llevarse a los ojos. ¿Qué ocultas motivaciones puede tener un individuo para querer comerse a otro? Dos hombres quieren poner fin a sus frustraciones y acaban protagonizando una 'performance' caníbal donde uno come y el otro es comido. 

Una estudiante de psicología investiga el caso acaso cruzando unos límites que tal vez no debiera en su afán voyeurista. Se trata de la atracción morbosa por ver la culminación del acto más espantoso que uno pueda llegar a imaginar. Quizá estamos ante la historia de 'amour fou' homosexual más desquiciante del cine de horror reciente.

Muy recomendable para ver en familia las próximas Navidades:

Ficha Técnica: 
Dirección: Martin Weisz.
País: Alemania.
Año: 2006.
Duración: 85 min.
Género: Thriller, terror.
Interpretación: Keri Russell (Katie Armstrong), Thomas Kretschmann (Oliver Hartwin), Thomas Huber (Simon Grombeck), Rainier Meissner (Oliver joven), Angelika Bartsch (Viktoria), Alexander Martschewski (Rudy), Nils Dommning (Karl), Marcus Lucas (Felix).
Guión: T.S. Faull.
Producción: Marco Weber, Vanessa Coifman y Andreas Schmid.
Música: Steven Gutheinz.
Fotografía: Jonathan Sela.
Montaje: Sue Blainey.
Diseño de producción: Joerg Moehring.
Vestuario: Anne Jendritzko.
Estreno en España: 21 Diciembre 2007.

diumenge, 23 de novembre de 2014

Papa Noël nos visita pronto

En la calle Mayor estaba Papa Noël, con su barba blanquísima y su vestidito rojo y blanco. Cuando uno se acercaba al hombre simpático y entrañable de cada Navidad podía advertir que su mirada era un poco desquiciada. Tenía la dentadura podrida y de su boca manaba espuma mezclada con sangre. En su bolsa de regalos había cabecitas de niños, separadas de tiernos torsos sin brazos ni piernas. Era el amigo de todas las Navidades y este año traía nuevos y maravillosos regalos. ¿Preparados para celebrar estos días con vuestras odiosas familias? El mensaje de este año es odio, odio y más odio. Mata a tu hermano, mata a tu madre, mata a tu padre. Cómete el turrón con las vísceras de tu abuelita. Noche de horror y decadencia. AVE SATÁN!

dimecres, 12 de novembre de 2014

La horda sin aliento

Tras un largo período de tinieblas, aquí estoy de nuevo, no sé hasta cuándo. Veremos...

Releyendo 'La Caída en el Tiempo', de Emil Cioran, en raída edición de Monte Ávila editores comprada en el rastro/mercado de sant Antoni en Barcelona, he extraído algunos fragmentos que resultan absolutamente vigentes. Pertenecen al capítulo 'Retrato del hombre civilizado':
 
De qué sirve asombrarse o quejarse? ¿No están los simulacros por encima de la esencia, la trepidación por encima del reposo? Cualquier paso adelante, cualquier forma de dinamismo lleva consigo algo satánico: el progreso es el equivalente moderno de la Caída, la versión profana de la condenación.
    Si el progreso es un mal tan grande, ¿cómo es posible que no hagamos nada para desembarazarnos de él? En nuestra perversidad es lo 'máximo' que deseamos: búsqueda nefasta, contraria en todo punto a nuestra dicha. El movimiento es una herejía, y por eso nos atrae y nos lanzamos en él, depravados irremediablemente, prefiriéndolo a la ortodoxia de la quietud. Estábamos hechos para vegetar, para florecer en la inercia, y no para perdernos en la velocidad y en la higiene responsable de la abundancia de esos seres desencarnados y asépticos, de ese hormigueo de fantasmas donde todo bulle y nada está vivo.
   

    Estamos tan intoxicados con la civilización, nuestra droga, que nuestro apego a ella presenta todos los signos de la adicción, mezcla de éxtasis y de odio. Cualquier necesidad, al dirigirse hacia la superficie de la vida para escamotearnos las profundidades, le confiere un precio a lo que no tiene ni sabría tenerlo. La civilización está fundamentada en nuestra propensión a lo irreal y a lo inútil. Si consintiéramos en reducir nuestras necesidades, en no satisfacer más que las indispensables, la civilización se hundiría de inmediato. Así, para durar, se reduce a crearnos siempre nuevas necesidades, multiplicándolas sin descanso. La civilización, al agregarle a los inconvenientes fatales de la naturaleza los inconvenientes gratuitos, nos obliga a sufrir doblemente, diversifica nuestros tormentos y refuerza nuestras desgracias. Nuestros deseos, fuente de nuestras necesidades, suscitan en nosotros una constante inquietud. ¿Qué hemos ganado con trocar miedo por ansiedad? La seguridad que nos envanece sustituye la agitación ininterrumpida que envenena nuestros instantes, los presentes y los futuros. Resultado de las apariencias, cada deseo, al hacernos dar un paso fuera de nuestra esencia, nos ata a un nuevo objeto y limita nuestro horizonte.

   
    Culpables de querer realizarnos más allá de nuestras capacidades y nuestros méritos, fracasados por exceso, nos prodigamos sin tener en cuenta nuestras posibilidades y nuestros límites. De ahí nuestro hastío. Que la naturaleza es algo corrompido es innegable, pero el mal de la civilización viene de nuestras obras o de nuestros caprichos. Si pudiéramos abstenernos de desear, de inmediato estaríamos a salvo de un destino. 
    ¿Es realmente para ganar tiempo que se inventaron esos aparatos? En medio de esos paralíticos al volante que han abolido el uso de las piernas, el caminante parece un proscrito o un excéntrico. Más desprovisto, más desheredado que el troglodita, el hombre civilizado no tiene un instante para sí; incluso sus ocios son enfebrecidos o agobiantes: un presidiario con licencia que sucumbe en el aburrimiento de no hacer nada (...).
   

    Mientras más se diferencia y complica la civilización, más maldecimos los lazos que nos atan a ella. Los males inscritos en nuestra condición son superiores a los bienes. Desprovisto del descanso necesario para ejercitarse en la auto-ironía , se priva también de cualquier recurso contra sí mismo. Las máquinas son el resultado, y no la causa, de tanta prisa, de tanta impaciencia. No son ellas las que impulsan al hombre civilizado a su perdición; es porque ya iba hacia ellas que las inventó como medios para perderse más rápidamente y con mayor eficacia.

dilluns, 9 de juny de 2014

Lucifer Rising

El cortometraje que se postea aquí es de Kenneth Anger (EEUU, n.1927), cineasta estadounidense polémico y pertenenciente al movimento Queercore (también llamado Homocore), un movimento cultural y social aparecido en el rock de mediados de 1980. Se trata de un forma peculiar de punk que rechaza las normas heterosexuales y la cultura gay establecida y que, ante la evidente homofobia dentro del movimiento con el que se identifica, crea su propio espacio de activismo y creación. El Homocore se expresa esencialmente en la música, aunque también en fanzines, cine y otras formas de arte. 

 En el caso de 'Lucifer Rising' (1972; 1970-81)), la música es de Jimmy Page, guitarrista de los legendarios Led Zeppelin, y en su reparto encontramos al propio Kenneth Anger, Marianne Faithfull, Bobby Beausoleil y Jimmy Page, entre otros. Se trata de un film experimental con una sucesión de imágenes de caracteres mágicos y psicotrónicos con el antiguo Egipto como telón de fondo. Refleja la particular visión de Kenneth Anger acerca de la nueva era preconizada por el mago Aleister Crowley. Estamos ante una apasionante historia de Anger, llena de una extrañeza y originalidad extraordinarias, solo al alcance de los más grandes maestros del cine. 

La teoría Queer
La teoría queer es una hipótesis sobre el género y la sexualidad de las personas, que afirma que los géneros, las identidades sexuales y las orientaciones sexuales de las personas, son el resultado de una construcción social y que, por lo tanto, no están esencialmente o biológicamente inscritos en la naturaleza humana, sino que se trata de formas socialmente variables. La teoría queer rechaza la clasificación de los individuos en categorías universales y fijas, como "hombre" o "mujer", "heterosexual" u "homosexual", "transexualidad" o "travestismo", pues considera que están sujetas a restricciones impuestas por una cultura en la que la heterosexualidad es obligatoria (heteronormatividad), y sostiene que estas categorías esconden un número enorme de variantes. Contra el concepto clásico de género, que parte de la distinción entre la "heterosexualidad" aceptada como normal (en inglés straight, es decir "recto") de lo "anómalo" (en inglés queer o "retorcido"), la teoría queer afirma que todas las identidades sociales son igualmente anómalas.
wikipedia

dijous, 24 d’abril de 2014

Absurdo

Un día de primavera. Aparece el tedio ante el vivir repetitivo de la vida cotidiana. La falta de energía ante la segura derrota que nos espera. Autoengañarse para seguir cada día repitiendo los mismos actos absurdos. Las victorias aparentes de los semejantes, su alegría obscena… No existen palabras para describir la impotencia de ver esas cosas y la incapacidad para que alguna tome algún sentido para nosotros. La escritura no tiene nada que ver con la vida, son solo palabras que hablan de ellas, no de la vida. Respirar, solo eso debería ser suficiente para existir. Cuando uno ha estado cerca de la muerte, ha agonizado de forma momentánea y visto el absurdo en los ojos de los demás, el pavor, pocas cosas necesitan corroborarse más. Pero seguimos y nos autoengañamos, nos espera un sufrimiento infinito por inútil..
     La fragilidad humana es total y no se es consciente. El tiempo de la vida es limitado y lo pasamos haciendo cosas ridículas, absurdas e inútiles, tales como trabajar, navegar en Internet, ver la tele, escribir, qué se yo. Nada tiene ningún sentido, acaso solo respirar, al menos para nuestro organismo.
     ¿Cómo seguir arrastrándonos cuando conocemos que nada tiene ni tendrá sentido alguno, y que todo pasará y será borrado por nuevas generaciones estúpidas que repetirán la misma estupidez? Solo hay que mirar a los ojos de los semejantes. ¿Qué vemos? Nada. Un vacío. Los demás existen en su aislamiento. La fragilidad fascinante de los cuerpos que andan ante nosotros, y sobre todo esas caras de absurda satisfacción, de patética tristeza, de dolor inenarrable que creemos adivinar en los rostros de los demás. El misterio de estar radicalmente solos, aislados ante la nada, y tener que soportar la inconsciencia alrededor, la presión del ruido, de las estupideces infinitas para llenar el vacío, la herida supurante que nos desangra lentamente.
    Es una enfermedad la vida, un tránsito carente de sentido. Hacer cosas, cada día, a cada instante para nada. Pasar el tiempo como si fuera eterno. Miedo a acabar con todo, reírse de todo, llorar por todo, de nada sirve nada. La tierra se lo traga todo y luego vuelve a vomitar lo mismo, la misma historia con diferentes actores se repetirá y continuará la carrera sin sentido. Un dolor insuperable.

diumenge, 6 d’abril de 2014

Un mundo feliz - microrrelato de torsofuck


Afuera chispeaba, por decir algo. Diez de la mañana. La camarilla de muchachos Borderline expectante. Cuando la doctora Tous entró, atrancaron la puerta y fue acorralada. La conminaron a desnudarse y arrodillarse para celebrar una ancestral ceremonia japonesa. La cubrieron toda de leche. Algunos no acertaron y eyacularon en el techo. Nadie podía derribar la puerta.

Los Borderline, no sin jolgorio, se comieron a la viscosa doctora. Y, súbitamente, entre ellos surgió la furia caníbal. Un magma de colmillos veloces engulléndose, casquería que se devoraba a sí misma. Cuando llegaron los bomberos, no había quedado ni rastro. Todo el hospital guardó silencio durante mucho tiempo y disimulaban silbando “Agua, azucarillos y aguardiente”.

Una noche, el intrigante doctor Dou, experto en ingeniería genética, con sigilo encontró un resto de la carnicería que había tenido lugar. Se trataba de un ano mongol, como un donut, pegado a la ventana. Lo guardó en su maletín y salió furtivo del hospital sin ser advertido. Su chófer le estaba esperando. Se dirigieron a la zona alta, donde el doctor Dou poseía un enorme laboratorio dentro de una insignificante mansión cerca de la Universidad de Miskatonic.

Trabajó día y noche en su nuevo proyecto. Cuando terminó, llamó a su mejor amigo, el doctor Ou. Dou extrajo con cuidado unos pergaminos guardados dentro del escritorio, los planos de una nueva criatura a partir del ADN del donut mongol.

-Fíjate, el diseño de una jirafa con una sola pata, alas de mariposa gigante Ornithoptera alexandere, y una cabeza de Jano de bronce. -¿No te parezco divino?

El doctor Ou, evasivo: “Hoy las ciencias adelantan / que es una barbaridad / ¡Es una brutalidad! /Es una bestialidad” (“A., a. y a.”).

Afuera empezó a tronar.


Microrrelato de: torsofuck


dilluns, 10 de març de 2014

Antonin Artaud, mierda y dios

La busqueda de la fecalidad

Allí donde huele a mierda
huele a ser,
El hombre hubiera podido muy bien no cagar,
no abrir el bolsillo anal, 
pero eligió cagar
como hubiera elegido vivir
en vez de aceptar vivir muerto.

Para no hacer caca,
tendría que haber consentido
no ser, 
sin embargo, no se decidió a perder el ser,
es decir, a morir viviendo.

Hay en la existencia
algo particularmente tentador para el hombre
y ese algo es
LA CACA.
Para existir basta con dejarse ser,
pero para vivir
hay que ser alguien,
hay que tener un HUESO,
hay que atreverse a mostrar el hueso
y a olvidar el alimento.

El hombre prefirió más la carne
que la tierra de los huesos,
Como no había más que tierra y bosque de huesos
tuvo que ganarse su alimento,
no había mierda
solo hierro y fuego,
y el hombre tuvo miedo de perder la mierda
o más bien deseó la mierda,
es decir carne,
donde solo había sangre
y chatarra de osamenteas, 
donde no tenía nada que ganar
y sí algo que perder: la vida.

Entonces el hombre se replegó y huyó.

Lo devoraron los gusanos.

No fue una violación,
Se prestó a la obscena comida.
Le encontró sabor,
aprendió por sí mismo
a hacerse el tonto
y a comer carroña
delicadamente.
....
 Se le ofrecían dos caminos:
el infinito exterior,
el ínfimo interior.
Y eligió el ínfimo interior,
donde solo hay que estrujar
el bazo
la lengua
el ano 
o el glande.

Y dios, dios mismo aceleró el movimento.

Dios ¿es un ser?
Si lo es, es la mierda.
Si no lo es
no existe.
O bien solo existe
como el vacío que avanza con todas sus formas
y cuya representación más perfecta
es la marcha de un grupo incalculable de ladillas.

....

Fragmentos del poema de Antonin Artaud Para terminar con el juicio de dios y otros poemas
 Ediciones Caldén 17 (Buenos Aires, 1975)

dijous, 6 de març de 2014

Merienda de negros

Leopoldo María Panero, recientemente fallecido



En Youtube pueden videarse el resto de partes de 'Merienda de Negros'. Por si alguien está interesado.

Himno a Satán 
Solo la nieve sabe
la grandeza del lobo
la grandeza de Satán
vencedor de la piedra desnuda
de la piedra desnuda que amenaza al hombre
y que invoca en vano a Satán
señor del verso, de ese agujero
en la página
por donde la realidad
cae como agua muerta.


Dedicatoria 
Más allá de donde
aún se esconde la vida, queda
un reino, queda cultivar
como un rey su agonía,
hacer florecer como un reino
la sucia flor de la agonía:
yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema.

dimarts, 25 de febrer de 2014

Slavoj Zizek: de Pol Pot al Nirvana pasando por Humphrey Bogart

Zizek. Véase con y sin sonido. ¿Qué haría si no fuera un charlatán incontinente? ¿Profesor en el zoo democrático? ¿Youtuber compulsivo? ¿Es Zikek el opio del pueblo?  La manía del hablador indiscreto. De Pol Pot al Budismo hollywoodiense o cómo bañarse en güisqui con Frank Sinatra. Esto no es una broma.
 
 

dimecres, 19 de febrer de 2014

Campo 18

Corea del Norte. Uno de los países más herméticos y brutales del mundo. Las atrocidades y violaciones de los derechos humanos están a la orden del día. La detención arbitraria, la ejecución sumaria, los abortos forzados y el hacinamiento más atroz son infligidos a toda aquella persona que no comparta las ideas del líder Kim Jong-un y la cúpula militar que gobierna dicho país. 
    Las torturas más salvajes y los campos de concentración más siniestros se reparten por Corea del Norte. Sospechosos de delitos políticos pueden hallarse en un centro de detención desde pocos días hasta seis meses o más. La tortura es un elemento establecido en los procesos de interrogatorio. El hambre y otras condiciones inhumanas de detención se imponen deliberadamente a los sospechosos para aumentar la presión sobre ellos para que confiesen o incriminen a otras personas. Muchos mueren en los centros de detención como resultado de la tortura, inanición deliberada o enfermedades desarrolladas o agravadas por las terribles condiciones de vida. La mayor parte de las víctimas son encarceladas de por vida. Se conoce la existencia de cuatro grandes campos de prisioneros actualmente, pero habían existido doce. 
    Un testigo describió cómo los policías lo interrogaban forzándolo a la posición de "tortura paloma". En esta posición expuesta, su pecho fue golpeado hasta que vomitó sangre. Además, fue sometido a la "tortura motocicleta" y "tortura avión", donde se vio obligado a asumir posiciones de estrés extremadamente dolorosas que implican la extensión prolongada de sus brazos hasta el agotamiento y posterior desplome.     
    La privación del alimento es usada como arma por el estado. La inanición es un medio de control y castigo a prisioneros. Pero en paralelo y por delirante contraste, Corea del Norte importa productos de lujo tales como whisky, coñac y equipamientos para cine. El gasto en bienes de lujo se duplicó en el 2012 en ese país. Lógicamente esos productos son consumidos por las élites de la pirámide de poder del régimen de Kim Jong-un.
La ejecución es una política de Estado, con o sin juicio, en público o en secreto, en respuesta a los que se consideran los delitos más graves, la mayoría de ellos, políticos. Las personas acusadas de culpables son “desaparecidos” y enviados a los campos de prisioneros políticos (kwanliso). Son encarcelados e incomunicados y forzados a un régimen de inanición deliberada, trabajos forzados, ejecuciones, tortura, violación y negación de sus derechos reproductivos a través del aborto forzado y el infanticidio.    
 
    Se narra la historia de una testigo embarazada, enviada al Campo de Prisioneros Políticos 18. Hacia el final de su embarazo, la mujer fue pateada por un guardia para desencadenar un parto prematuro. Cuando el niño nació, los guardias la golpearon hasta que lograron separarla del bebé. Ella perdió el conocimiento y cuando despertó encontró a su bebé muerto. A pesar del dolor y la hemorragia, la mujer fue obligada a trabajar al día siguiente y terminó siendo nuevamente golpeada por no poder mantenerse al día con su cuota de trabajo. 
    Existe una negación casi total del derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, así como de los derechos a la libertad de opinión, expresión, información y asociación, aseguran desde Naciones Unidas. Los medios de comunicación controlados por el Estado son la única fuente autorizada de información y a los ciudadanos se les niega el derecho a tener acceso a la información de fuentes independientes. Las llamadas telefónicas son supervisadas y todo el contenido multimedia está fuertemente censurado y debe adherirse a las directrices emanadas por el Partido de los Trabajadores de Corea. El acceso a la televisión y a la radio y a Internet está severamente restringido y los ciudadanos que desafíen los límites autorizados son severamente castigados, incluso por ver o escuchar emisoras extranjeras.  
    La sociedad norcoreana es una sociedad estratificada rígidamente, con patrones arraigados de discriminación. La discriminación tiene sus raíces en el sistema songbun, que clasifica a las personas en función de la clase social asignada por el Estado y dónde nacieron, y también incluye la consideración de opiniones políticas y religión. Así, se ha dado prioridad a aquellos a los que las autoridades creen que son cruciales en el mantenimiento del régimen por sobre de los que se consideran prescindibles. 
    China, ese paraíso del reino capitalista actual y uno de los principales aliados del gobierno norcoreano, probablemente utilizará su posición como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para bloquear cualquier intento de someter a Corea del Norte a la Corte Penal Internacional.

dijous, 13 de febrer de 2014

Una banda legendaria, The Fall

Pese a ser considerada una banda, The Fall, cuyo nombre proviene del libro de Albert Camus La Caída -novela existencialista publicada en 1956-, es un grupo que gravita en torno a su carismático cantante Mark. E. Smith. Debido al carácter anómalo de este británico cínico y con problemas de alcoholismo, la banda ha tenido que ir cambiando de miembros a lo largo del tiempo (¡hasta el día de hoy!). Un total de 50 músicos han pasado por el grupo, uno de los cuales es el director de cine británico Mike Leigh ('Secretos y mentiras', 'Todo o nada', 'El secreto de Vera Drake'), que fue el batería de la banda durante dos años (1978-1980).

El grupo, surgido allá por el año 1977 en Manchester, normalmente es encasillado dentro del movimiento post-punk. Su música es en general claustrofóbica y obsesiva, aunque a veces Mark. E.Smith tiene su particular punto melódico. The Fall nunca ha obtenido muchas ventas, pero su trayectoria hasta la actualidad le ha labrado un nombre fundamental dentro de las llamadas bandas de culto. Como curiosidad hay que decir que era el combo favorito del reputado periodista musical de la BBC John Peel, quien definió una vez al grupo de la siguiente manera: “Siempre son diferentes, siempre son iguales”. Definición que, a todas luces, no dice nada... o lo dice todo.

En más de 35 años, The Fall han lanzado 33 álbumes –el último de los cuales es Re-Mit (Cherry Red Records), que salió a la venta en mayo de 2013–. Si además se añaden singles, recopilaciones y discos en directo, la cifra supera los 100 lanzamientos.

Recomendaría entre sus discos, “This Nation's Saving Grace" (1985) y “Bend Sinister” (1986).
                          
                                                        

dilluns, 10 de febrer de 2014

Que vienen los nanodrones

Un dron es un vehículo aéreo no tripulado (VANT; UAV en sus siglas en inglés, de Unmanned Aerial Vehicle). Se estima que en los próximos años se fabricarán alrededor de 35.000 drones en el mundo. Se trata de uno de los segmentos en auge de la industria aeronáutica. La mayoría de ellos se producen en Estados Unidos e Israel y poco menos del 10% en Europa. Lo llamativo del asunto es que cada vez se utilizan fuera de las zonas de conflicto, guerras, etc. Así, su uso se amplía para tareas policiales, civiles y comerciales. Es obvio que esto suscita preocupación por su más que probable incidencia en la privacidad de las personas. 
    Dentro de la tipología de VANT, encontramos los micro y minidrones. Son ligeros de peso y vuelan a baja altitud. Su diseño está optimizado para moverse por las calles de las ciudades e incluso en el interior de edificios. Suelen ir equipados con dispositivos de captura y grabación de audio y vídeo. Pero la cosa no se detiene aquí. Sucede que cada vez se están miniaturizando más estos ‘cacharros’. Los nanodrones pueden tener el tamaño de un insecto. Lógicamente, la aplicación de estos diminutos VANT será una de las industrias en auge en tiempos futuros. Y claro, el uso en lugares con presencia humana de estas miniaturas voladoras plantea desde el origen la forma en que esto puede afectar o invadir el derecho fundamental a la protección de datos de las personas. 
    Hasta ahora, la mayor preocupación por parte de las autoridades para autorizar el empleo de VANT ha sido la seguridad, tanto del espacio aéreo como de las personas sobre las que vuelan los drones, pues hemos de tener en cuenta que en entornos policiales o de control de la seguridad pública, estos aviones no tripulados pueden tener la posibilidad de cargar botes de humo, lanzadores de pelotas de goma o armas de fuego. O, en cualquier caso, simplemente, tener un accidente que cause daños a personas, casas, vehículos, árboles o mobiliario urbano.
     Por otra parte, las implicaciones para la privacidad de las personas en el uso de drones son obvias. Para llevar a cabo sus funciones de observación, supervisión y vigilancia, todos los VANT comerciales o policiales van equipados con cámaras de televisión que producen imágenes extremadamente nítidas y, en muchos casos, también cuentan con sensibles equipos de grabación de sonido e, incluso, con cámaras de infrarrojos o sistemas de interceptación de las comunicaciones móviles. Además, también pueden ir equipados con dispositivos que “ven dentro de los muros” como detectores térmicos que tienen la posibilidad de ser utilizados para monitorizar personas en sus casas o lugares de trabajo.
    Los nanodrones, asimismo, pueden operar utilizando una gran variedad de programas y aplicaciones informáticas que pueden expandir en gran medida sus posibilidades de vigilancia. En concreto, ya es posible equiparles con herramientas de reconocimiento facial o biométrico en tiempo real, lo que hace posible sin demasiadas complicaciones monitorizar y seguir individuos basándose en determinados parámetros tales como altura, edad, sexo o raza, con las implicaciones para la privacidad y los potenciales riesgos de discriminación que conlleva, por no mencionar los riesgos de posibles falsos positivos en la identificación de las personas.
    Uno de los aspectos más importantes del uso de drones es su invisibilidad. Un pequeño avión no tripulado volando a cientos o miles de metros de altitud pasa completamente desapercibido y sus cámaras y dispositivos de grabación y rastreo pueden filmar y fotografiar prácticamente cualquier cosa y a cualquier persona sin que nadie sea consciente de ello. Por este motivo, el potencial para el abuso de esta tecnología es tremendo y, actualmente, desconocido. Podría ser utilizado por criminales, voyeurs o personas sin escrúpulos para fisgonear dentro de los domicilios de sus víctimas sin que éstas tuvieran ni la más mínima indicación de que estaban siendo sometidos a dicha vigilancia.

    Pero bueno, estén tranquilos… de momento, ya tendrán noticias de ellos.





divendres, 7 de febrer de 2014

I(diotez) + D(emencia) = dinero

I+D, la ecuación mágica para aprender a amar la crisis. El valor añadido. Esa es la nueva era erigida sobre las cenizas del capitalismo infantiloide y sin complejos ya en sus estertores. Se vive instalado en una época de ultrarrepetición y ultrasaturación ad infinitum, con ligeras variaciones para mayor disfrute de la tatuada y patética raza humana. 
    Cuanto más idiota, estúpida y aberrante sea la innovación a la que se somete un producto (material, artificial, espiritual…), y monstruoso sea el resultado final, mayores posibilidades de colocar dicha entidad en el mercado y triunfar. Que se lo pregunten a los publicistas drogadictos que se esnifan hasta el cristal molido de los huesos de sus padres para parir el enésimo anuncio de coches voladores y fornicadores. 


    Las personas, sedientas de per-versión y desviación, piensan que lo raro es chic y sexi y le dan al Like. Lo único que queda en este desierto de almas durmientes, grotescas y de pensamiento + es satisfacer las necesidades más pérfidas e inútiles. Todo el mundo necesita reconocimiento, una palmadita en la nuca, el Like en FB. Hay muchos ejemplos de esta barbarie productiva orientada a mantener la agonía del sistema de consumo anómalo y enfermizo. Así surge, por ejemplo, la idea de la marca de bebidas americana Coca-Cola de crear una espuma viscoelástica cuyo uso es el lavado de los genitales tras el sexo; o la coca-cola en su versión independentista catalana, llamada ‘Cuca-Fera’; el Bolsillo húmedo con cremallera, para de-mentes calenturientos; las frutas de colores súper-trendy (naranjas de color azul fuck para sorprender y acariciar el paladar en bodas y bautizos; manzanas picantes para jóvenes hipsters y sodomitas gafapastas varios); lentes sin graduación con las formas de los pechos Diamanda Galas 2XL y gusto a sardina podrida; vestidos de Spiderwoman con todas las tallas imaginables, ideales para pedófilos adinerados de la tercera edad; globos con olores penetrantes de cebolla cristalizada para rituales de bukake y hardcore senil; el casal rock postmortem, etcétera, etcétera.
    En un mundo donde las cosas ya no sirven y cada vez todo es más superfluo hay que estimular los sentidos adormecidos hasta el paroxismo. La felacidad es lo primero y hay que satisfacerla de inmediato. Pero hay muchas maneras de alcanzar ese estado magnífico y cretino. El I+D quiere que todos los productos  huelan a sexo extremo. Hay que conseguir el orgasmo interminable hasta la locura. Hasta que las úlceras abrasen los genitales masculinos o femeninos. Hasta que esos órganos demasiado reales y dolorosos puedan sustituirse por penes y vaginas de quita y pon. Se acabaron los problemas de tamaño. Uno puede tener un pene tricéfalo o una vagina palmeada… Aquí se abre el I+D 3D. La innovación en ese terreno no tiene límites. Todo producto, eso sí, debe ser erógeno: bolígrafos peludos con el pircing de turno para anos insignificantes; arena musical para sexo tántrico; golosinas hipomaníacas con 200 movimientos indeterminados; comida andarina para el niño y niña… No existe fin para tanto progreso. 

     
    La humanidad está a punto de estallar de tanta saturación, estupidez y felacidad. No hay medicina posible para tanta impotencia e idiocia, para tanto baile de disfraces sin sentido. El futuro está aquí, todo depende de ti, amigo/a. Ni el suicidio asegura la muerte. El I+D quiere que los seres humanos vivan eternamente impotentes en el infierno creativo de un borracho psicópata y productivo. El tránsito hacia otra vida no existe. Viva los clítoris sin orgasmo, viva la vida eterna.




dimecres, 22 de gener de 2014

Vivir la vida



Intentar pasar el día. Que pase lo más rápido posible. ¿Para qué se quiere el tiempo? ¿Para torturarse? ¿Para disfrutar? ¿De qué? Hay tantas cosas. Que alguien me diga solo una. La inquietud por la falta radical de sentido de la vida no tiene alivio posible. La muerte está ahí, esperando. Una eternidad en la nada, sí. ¿Y esta casi eternidad en el algo y que no es nada? Regodearse en la rabia, el odio, la impotencia, bañarse en lo grotesco... No son soluciones. Nada tiene solución. Tampoco pensar que hay gente en el tercer mundo que está peor. ¿Y qué? Qué sé yo... Pero es que encima uno debe trabajar y perder el tiempo, su tiempo, para poder comer y poder seguir pasando el tiempo, sin recuerdos, sin nada a lo que asirse. Pero es que encima uno debe sonreír, porque la vida es bella, maravillosa, o eso dicen. Y hay que sonreír siempre a la vida. Es casi una obligación hoy día... Que alguien explique esto. Es igual. Intentar dormir un rato para que pase más rápido el día y así no torturarse estérilmente con las tonterías y avatares de la jornada. ¿De qué vale ser positivo? Engañarse con estupideces es peor que amargarse la existencia. Hay los opiáceos, música, cine, tele-basura, Facebook, Linkedin, Flickr ... ¿Las fotos para qué? Casi todas las cámaras modernas tiran fotos que son exactamente iguales o parejas. No importa, se busca reconocimeinto, esa farsa cercana a la caricia que recibe un perrito. No da ni risa. Da pena. Pero esa caricia o golpecito es lo que busca casi todo el mundo. Pero ¿y si se está cansado, tan rematadamente cansado, que solo la inconsciencia que provoca el sueño o las pastillas sirve para ahogar las horas? Y cuando uno despierta, otra vez lo mismo. El absurdo, el olvido, el vacío... La misma diarrea. Las horas. Los políticos diciendo estupideces, caras repugnantes en la pantalla, cuerpos maravillosos que se los traga el olvido... La vida es la peor enfermedad terminal, pues ser consciente de que nada tiene sentido, de que todo fluye y se va, de que las cosas son indiferentes, es un sinvivir. Además, todo se olvidará y no habrá servido para nada.

dimarts, 21 de gener de 2014

Breve encuentro - microrrelato de torsofuck

 Atravesando las arterias del cementerio de Rollin, zozobro cabizbajo en mi ocaso, circulando plomo por las venas de la carne que arrastro sordo entre efluvios gorgoteantes de hedor maligno, abismándome en mí mismo todos los días hasta el infinito de la repetición. Hoy, la gibosa se encuentra en una fase que repetirá cada mes, como sometiéndose a un ciclo eterno, sin otra alternativa, como quien sangra cada periodo, esclava de una naturaleza, escuela de Satán.

De súbito, ante mí, una Ebony Big Ass sobresaliendo de una tumba a falta de espacio vital, impeliéndome, ante tamaña provocación, a adentrar mi bestia tumefacta a través de las Criptas de Lieberkunn y, a continuación, las Columnas de Morgagni, habiendo llegado, no sin maquinal agitación, al arrobamiento. Al salir del agujero negro, miles de gusanos habían entrado por mi uretra e iban devorando, cual pirañas famélicas, el interior de mi hinchada verga, que desapareció como tal en breves instantes. Un chorro de sangre de plomo plateada brotaba de mi entrepierna sin pausa.
En la encrucijada del cementerio se erguía un árbol invertido con tres raíces apuntando al cielo, tres troncos y dos gruesas ramas en tierra. Me ahorqué en la rama derecha. Mis pies apuntaban hacia el cielo desafiando la gravedad y el chorro de sangre continuaba como hasta el final de los tiempos, algo difícil de concebir.

La atroz composición fue engendrada como obra de arte titulada Fuente, firmada por Bruce Naumann. Fue trasladada a la Place de la Concorde de París.

Es así que he alcanzado la inmortalidad en vida: Miles de curiosos admiran boquiabiertos la fuente con una indisimulada admiración. Soy grandioso.

Incluso pude deleitarme en 1979 con la interpretación de la pieza Oxigene 4 de Jean Michel Jarre en mi honor en el famoso concierto que reunió a un millón de personas en la plaza.

Microrrelatista: torsofuck


dijous, 2 de gener de 2014

El pliegue - microrrelato de torsofuck

Un eclipse de luna teñía de color sepia negros recuerdos hartos de asco, envueltos aún por efluvios de asfixia nauseabunda. Clandestino fotógrafo testimonial de un campo que sardónicamente prometía la libertad por el trabajo, palabra que procede del bajó latín del siglo VI tripalium o instrumento de tortura que procura en un tiempo infinito el abandono de la cárcel del alma y el alcance del ansiado descanso.

Innúmeras fotografías sepia de despojos anoréxicos con sus inaudibles alaridos horrísonos amontonados para ser hornenados como premio al trabajo bien hecho, del que son fanáticos defensores los excrementicios descendientes de los hiperbóreos.


Más valdría no haber enfocado a una bella mujer, aún viva, entre tanta muchedumbre putrefactible.

-Yo sé cómo escapar de aquí, mujer.

- No te esfuerces, pronto descansaré y abandonaré este mundo creado por un dios ciego e idiota que babea en el centro del vacío final, "uno por encima de todos".

Siglos de lágrimas de sangre muda, embotado en vida dentro de una prisión de soledad y de tiempo repetido, sin salida, contemplando el retrato en la pared de la mujer de cuerpo vencido, ansioso de ser polvo. Cuando ya, con mi luger, apuntaba a la sien, recordé unos sencillos versos:

La noche sepia,
Un mosquito se posó
en parabellum

En el último momento, se desvió el disparo. Una tentativa. Qué vergüenza. Ahora llevo toda la cabeza vendada. Soy el "hombre invisible".

Microrrelato de: torsofuck