dimarts, 8 de febrer de 2011

Odas de Ricardo Reis (fragmentos) - Fernando Pessoa


 Unos, con los ojos puestos en el pasado,
ven lo que no ven; otros, fijos
los mismos ojos en el futuro, ven
lo que no puede verse.

¿A qué buscar tan lejos lo que está tan cerca,
nuestra seguridad? Este es el día,
esta es la hora, este el momento, esto
es lo que somos, y no hay más.

Perenne fluye la inacabable hora
que nos proclama nulos. En el mismo trago
en que vivimos moriremos. Coge 
el día, otra cosa no eres.

Súbdito inútil de astros dominantes,
pasajeros como yo, vivo una vida
que ni deseo ni amo,
mía porque soy ella.

...

Viven en nosotros innumerables;
si pienso o siento, ignoro
quién es el que piensa o siente.
Soy solamente el lugar
donde se siente o piensa.

Tengo más almas que una.
Hay más yos que yo mismo.
Existo sin embargo
indiferente a todos.
Los hago callar: yo hablo.

...

Cada uno cumple el destino que le cumple,
y desea el destino que desea;
ni cumple lo que desea,
ni desea lo que cumple.

Como a las piedras en el borde de los bancales
el Hado nos dispone, allí quedamos;
que la Suerte nos puso
donde habíamos de serlo.

No tengamos mejor conocimiento
de lo que nos cupo en suerte que de que nos cupo.
Cumplamos lo que somos.
Nada más nos es dado.


[Fragmentos extraídos de: Fernando Pessoa. El misterio del mundo. Antología, selección y traducción de José Luis García Martín. Colección Orfeo. Paréntesis Editorial, ed. 2009.]

1 comentari:

julia ha dit...

Me encanta el poema una cruda realidad de Fernando Pessoa,
Gracias por pasarte por el abismo, pasaria más a menudo si no hubiesen tanto Zombies.
Un saludo.