dimecres, 21 de setembre de 2011

Pensar en el tiempo



1
Pensar en el tiempo - en todo lo retrospectivo,
Pensar el día de hoy en las épocas que continuarán de hoy 
en adelante.

¿Has sospechado que tú no habrás de continuar?
¿Has temblado ante estos escarabajos de la tierra?
¿Has temido que el futuro no exista para ti?

¿No es nada el día presente? ¿No es nada el pasado que no 
tuvo principio?
Si el futuro no es nada, ellos no son nada tampoco, ciertamente.

[...]

2
No pasa un día, ni un minuto, ni un segundo, sin un alumbramiento,
No pasa un día, ni un minuto, ni un segundo, sin un cadáver.

Las noches tristes se van, y se van también los días tristes,
Se va el dolor de estar tendido en la cama tanto tiempo,
El médico, luego de largas dilaciones, da por respuesta una
mirada muda y terrible,
Los niños acuden presurosos y llorando, y se manda llamar
a los hermanos y hermanas,
Las medicinas están intactas en el anaquel (el olor de alcanfor
ha llenado mucho tiempo las habitaciones),
Las manos febriles de los vivos no abandonan las manos del
moribundo,
Los labios crispados besan con dulzura al agonizante en la
frente,
Cesa el aliento, cesa el latir del corazón,
El cadáver está tendido en el lecho y los vivos lo contemplan,
Es palpable como los vivos son palpables.

Los vivos contemplan el cadáver con su vista,
Pero un vivo diferente se detiene sin vista y contempla curioso
el cadáver.

3
Pensar el pensamiento de la muerte confundido con el pensamiento
de lo material,
Pensar en todos estos prodigios de la ciudad y del campo, y
en que a otros les interesan grandemente, y en que a
nosotros no nos interesan.

Pensar en la impaciencia con que construimos nuestras casas,
Pensar en que otros tendrán la misma impaciencia, y que
nosotros seremos indiferentes a ella.

(Veo uno que construye la casa que ha de servirle algunos
años, o setenta, u ochenta años cuando más,
Veo uno que construye la casa que ha de servirle más tiempo
aún.)

Hileras negras se arrastran lentamente sobre toda la tierra
- o se paran - son cortejos fúnebres,
El que fue Presidente ha sido enterrado, y quien ahora es
Presidente será de cierto enterrado.

[...]

WALT WHITMAN. Extracto de poesías 1 y 2 de 'Pensar en el tiempo'. Incluidas en: HOJAS DE HIERBA, Ediciones Tesys,1986.

4 comentaris:

Yo ha dit...

Com magradat aquest text, una poesía bella aún aparega la mort tant present en el temps i en la nostra vida.

Dr. Krapp ha dit...

No todo está perdido en nuestra bien sabida caducidad, aún se puede escribir y hacer poesía sobre ella.

Angie ha dit...

Puf! Todos cargamos con lo que cuenta Whitman. Como ráfagas, hay pensamientos que pasan por la cabeza e, igual que entran, los dejamos salir. Y esto, no sé por qué me trae a la mente aquello tan lúcido que dijo Steve Jobs: "vive como si fuera el último día porque algún día será verdad".

pesadillas con cuerpo ha dit...

A Yo: És brillant -coincideixo- la poesia de Whitman (aquests poemes en són només un tast escollit que tracta el tema de la mort). La temàtica del poema una mica l'he cercada intencionadament dins el seu gegantí llibre de poemes, on hi parla de gairebé tots els temes possibles. No sé per què tinc aquesta tendència selectiva... Gràcies pel comentari.

A Dr.Krapp: Es cierto lo que dices. A uno le gustaría pensar un poco más vitalmente, pero la angustia le tiene atenazado. Hace un tiempo que esto también me dificulta entrar en otros blogs y hasta en internet (mi blog personal no se escapa de esa tendencia -ahora es una excepción-), por un tema de saturación mental. Gracias por tus palabras.

A Angie: Sabias palabras las que citas, pero ... ¿cómo se lleva eso a la práctica? Como idea me parece brillante, aunque, al menos de momento, a uno le resulta imposible vivir de ese modo. Gracias por dejar tu sello en el blog.