dilluns, 28 d’octubre de 2013

The Divide


The divide es una película estrenada en 2011 que se convirtió en poco tiempo en filme de culto. El título se tradujo como "Aislados", aunque con esta traducción se pierde el matiz del enfrentamiento entre los personajes, de la "división" creciente entre ellos que les lleva a la muerte y la degradación. Siguiendo la onda de otras películas del género post-apocalíptico, la catástrofe nuclear o biológica es solo una excusa para encerrar y observar a un grupo de personas enfrentadas a una situación límite. Como era de esperar, no aflora precisamente lo más bueno de ellos y nos encontramos en otra versión de "el infierno son los demás".

En una atmósfera sombría, que recuerda en muchos momentos a las películas de David Lynch, se alcanzan unas cotas de decadencia, violencia y degradación humanas que este nunca alcanzó. Están a salvo del exterior, pero nada les libra de los horrores del interior, del asco, la náusea, la humillación o la violación. También, como en todas las películas de espectáculo catastrofista, de hundimiento de la civilización, parece que no hay término medio entre la normalidad y el caos, y que si se deja a las personas fuera de control están condenadas a devorarse unas a otras. Quizá esto no sea cierto y es la película que nos venden una y otra vez, el miedo que interesa propagar. Tendríamos que preguntarnos: ¿En verdad el hombre es un lobo para el hombre o es lo que nos quieren hacer creer? Sea como sea, una película imprescindible y angustiante. Un buen reflejo de nuestro presente.