dimecres, 12 de maig de 2010

Don Sentido

Parece ser que hay que disfrutar de la vida. A la vuelta de la esquina quizá está Don Sentido. Pero uno no consigue afeitarse nunca, porque el vello crece, y crece... Don Sentido le da a uno la mano y le muestra la alegría de vivir. La gente canta, dialoga... Hay una dicha exagerada en los rostros que uno ve en la calle las más de las veces... Se nota que la cohesión social ha triunfado...

Don Sentido te invita a menudo a que entres a un bar a tomarte un cervecita y a comer alguna tapilla. "Esto es vida" te comentará sin pestañear; "no lo dudes", insistirá firmemente.

Ese es el intringulis de la vida: tomar una cervecita y comer alguna tapilla y disfrutar del momento hasta volverse loco.

En el fondo, son estas pequeñas cosas, tan simples, las que crean una espesa cohesión social y las que le hacen a uno sentirse vivo.

Dsifrutemos pues de la vida.